GRUPOS Y EQUIPOS Y SU VINCULACIÓN CON EL ESTRES.

Publicado: 4 de noviembre de 2012 en Estrés

Se define como 2 o más individuos  ínter dependientes que interactúan entre si y se unen para lograr objetivos específicos. Los grupos pueden ser formales o informales. Los grupos formales son grupos de trabajo definidos por la estructura de la organización que tienen funciones laborales designadas y tareas específicas. Los grupos informales son sociales. Estos grupos se presentan en forma natural en el lugar de trabajo en respuesta a la necesidad de contacto social, estos grupos se presentan en forma natural en el lugar de trabajo en respuesta a la necesidad de contacto social.

Aunque a veces el estrés en los grupos acarrea serias consecuencias y no traer productividad al grupo si no al contrario traer consigo problemáticas con los compañeros hay que recordar que la tensión en el trabajo tiene que ver con la velocidad a la que se trabaja en el mercado laboral. Hay que obtener resultados antes que la competencia, hay que tener listo el informe antes de las tres, hoy me quedo a comer en el trabajo, dice el jefe que lo quiere para ayer… Y entretanto el mercado no parece crecer, al contrario. Más bien estamos en un periodo de crisis. Sin embargo, nada puede retrasarse.

Etapas del desarrollo de los grupos: los grupos pasan a través de una secuencia establecida en 5 etapas.
1. Formación: Es en la que el personal se une y después define el propósito, la estructura y el liderazgo.
2. Etapa de tormenta: se caracteriza por el conflicto dentro del grupo.
3. Establecimiento de normas: Se caracteriza por relaciones estrechas y cohesión.
4. Desempeño: Cuando son completamente funcionales.
5. Suspensión: en esta etapa el grupo se prepara para desintegrarse.
Explicación del comportamiento en los grupos de trabajo: Condiciones externas impuestas al grupo: los grupos de trabajo no existen de forma aislada, sino que forman parte de una organización mayor.
Recursos de los integrantes de los grupos: esto incluirá el conocimiento, las habilidades y destrezas y las características de personalidad de sus integrantes.
Estructura de los grupos: los grupos no son multitudes desorganizadas, sino que tiene estructura que moldea el comportamiento de sus miembros.
* Roles: se refiere a una serie de patrones de comportamiento que se espera que alguien que ocupa una posición determinada en una unidad social.
* Normas: estándares o expectativas aceptables que comparten los miembros del grupo.
* Adaptación: como los individuos desean ser aceptados en los grupos a los que pertenecen
La negación del espíritu colectivo, el individualismo exacerbado que se practican en modelos empresariales importados de los Estados Unidos tiene como consecuencia que no existan vínculos sociales de ayuda entre compañeros. Las soluciones que deberían encontrarse fácilmente por pura cohesión social y equilibrio de ritmos no aparecen en el horizonte.

Curiosamente, la primera causa de estrés para el trabajador es su jefe. En ese sentido, nuestra recomendación es que trabajes un poco sobre las conductas que tiene, de la misma manera, los mandos deben ser curiosos, ofrecer una visión del negocio y no transmitir, bajo ningún concepto, tensión a los trabajadores.

Por ejemplo, cuando hay que decirle a un compañero que está haciendo algo mal es necesario nombrar varios aspectos positivos del trabajo que viene realizando. ¿Y qué jefe hace eso? Nos hemos educado en una cultura empresarial que sólo dice lo negativo. Hasta hace poco tiempo era raro escuchar un “gracias” a un superior en cualquier ámbito laboral. Si hacemos ver a una persona lo positivo que aporta al grupo, sus características y su importancia no tendrá problemas en hacer un esfuerzo por corregir fallos. La actitud es muy importante para el correcto desarrollo de nuestro trabajo.

Luego hay muchos jefes que son autistas de su propio estrés, lo niegan de la misma manera que niegan que haya tensión en sus equipos de trabajo. Son personas que generalmente asocian el progreso al sufrimiento y que nunca reconocen el cansancio. Van acelerados durante todo el año y eso nunca puede ser bueno.

Un buen mando debe aceptar el descanso de los equipos, y esto es una idea muy poco popular en algunos sectores. Por ejemplo, si en verano hay menos trabajo, es posible que la gente se pueda ir antes a casa o mejor salir a tomar unas cañas todos juntos un rato. De esta manera, cuando haya momentos de tensión, la cohesión social impedirá que haya rupturas desagradables.

Debería ser una obligación de todos los responsables de equipos de trabajo el ser optimistas, hacer reír al equipo al menos una vez al día, decir gracias y ole, ole y ole cuando las cosas se hacen bien. Y aquí viene la catarsis, es bueno organizar de vez en cuando alguna dinámica como el juego de las objeciones (en el que la gente puede decir lo que piensa de sus compañeros en un ambiente lúdico). De esta manera evitaremos futuros dramas.

El estrés es un tema tabú para los directivos en las empresas

En el mundo acelerado en el que vivimos, en el que cada vez hay menos tiempo para todo y más cosas que hacer, el estrés se ha convertido en una de las mayores preocupaciones para muchas personas y empresas, y en una de las enfermedades más comunes que afectan a millones de personas en el planeta, tanto en el ámbito personal como en el laboral, según publica Tendencias 21.

Y uno de los problemas es que muchos no reconocen el estrés como una enfermedad, no lo comparan con un resfriado o con un fuerte dolor, por lo cual hablar o quejarse sobre este mal todavía parece ser un tabú, sobre todo cuando se trata de hacerlo entre empleado y jefe.
Así lo confirma una investigación de la firma de salud mental Mind, según la cual el estrés sigue siendo un tabú y los directivos no saben hablar del tema con sus empleados, con lo cual estos últimos se sienten incómodos tratando de hacerlo y se ven forzados a mentir cuando tienen que faltar al trabajo por esta razón.
De acuerdo con el estudio, uno de cada cinco  empleados (19%) han tenido que reportarse como enfermos y faltar al trabajo debido al estrés, y 93% de ellos han mentido a sus jefes acerca de la razón de su ausencia.
Mintiendo por estrés
No se trata de que los empleados se sientan bien mintiendo sobre las razones que los llevan a faltar al trabajo; es solo que no se atreven a mencionar el estrés como una razón válida que sus jefes comprenderán y esto porque ellos no les han demostrado que pueden acercarse con tranquilidad.
Como lo afirma el estudio, de los empleados que han mentido en este tipo de casos, 70% hubieran deseado poder discutir sobre su estrés con sus jefes y un tercio de ellos querrían que sus empleadores tomaran la iniciativa y se acercaran a ellos directamente cuando notaransignos de estrés.
Millones de personas experimentan un estrés inmanejable en el trabajo Como lo explica Paul Farmer,  ejecutivo de Mind, “Millones de personas experimentan un estrés inmanejable en el trabajo y el hecho de que tantas personas se vean forzadas a mentir sobre ello en vez de encontrarle una solución debería ser una gran preocupación para nuestros negocios. Si los empleados no sienten que pueden ser honestos acerca de las presiones que tienen, los problemas que no se resuelven pueden rápidamente convertirse en una bola de nieve de baja moral, baja productividad y alta ausencia por enfermedad”.
Los empleados ya tienen claro que si les toca faltar al trabajo por estrés, tienen que mentir. Y estas son las excusas más comunes que utilizan: daño de estómago (36%), resfriado (13%), dolor de cabeza (12%), cita médica (6%) y dolor de espalda (5%).
Pero, aunque el mentir sobre el tema ya sea una costumbre, los empleados no están cómodos con la situación: 62% de ellos consideran que sus directivos no están haciendo lo suficiente para encargarse del bienestar del personal en el lugar de trabajo, lo que ha llevado a uno de cada diez trabajadores a enfermarse físicamente debido al estrés y a uno de cada diez a buscar ayuda.
Recomendaríamos que se promueva una cultura de transparencia en el trabajo Farmer agrega: “Nosotros les recomendaríamos a los empleadores que promuevan una cultura de transparencia en el trabajo de manera que puedan resolver los problemas ahora en vez de irlos guardando para el futuro”.
No se trata de un problema menor; no solo están en juego la salud de los empleados y las relaciones entre estos y sus directivos, sino que el estrés, y la falta de transparencia y apoyo en el tema, se pueden convertir en un peligro para el negocio: las compañías inglesas están perdiendo aproximadamente £8.4 billones por días de enfermedad causados por un bajo bienestar mental.
Es un asunto que debe preocupar a los directivos y en el que se deben tomar medidas prontas. Mind recomienda algunas estrategias que pueden llevar a cabo los empleadores:

Controlar las cargas de trabajo del personal y asegurarse de que nadie se vea obligado a rendir más de lo que es capaz
Entrenar a los gerentes para que identifiquen los riesgos, reconozcan el estrés y apoyen al personal
Asegurarse de que haya comunicación clara y frecuente con aquellos que trabajan aislados
Ofrecer preparación para el estrés y apoyo en el trabajo
Asegurarse de que los ambientes de trabajo sean adecuados para las tareas que allí se realizan. El ruido, la temperatura y la luz pueden tener un gran impacto en el bienestar
En palabras de Farmer, “Cuando la presión es alta los directivos tienen que pasar más tiempo liderando y manejando a las personas, no menos. Tomarse un tiempo aparte con un empleado puede parecer una carga extra para los directivos, que también tienen sus propias tareas que cumplir, pero apoyar al personal adecuadamente reducirá las ausencias, mejorará el desempeño y beneficiará a la compañía en general”.
No es un asunto menor y si uno al que hay que prestarle atención. Si se piensa lógicamente, es fácil ver que un empleado que pueda expresar cuando no se sienta bien y que obtenga ayuda para mejorar su situación, tendrá más fuerza y una mayor voluntad para ir a trabajar y para hacer las cosas bien.
Más información sobre tendencias científicas en Tendencias 21.

Para una mejor vinculación con el tema aqui dejo este interesante vídeo donde se muestran consejos para reducir el posible estrés presente en ciertos contextos laborales.: http://youtu.be/75sg-ahPl8Q

REFERENCIAS:

Stephen p. Robbins, Psicología Organizacional. 2009.

FACTORES DE LA COMUNICACIÓN QUE PUEDEN REDUCIR EL ESTRÉS.

Para recalcar qué es el estrés, se hará un breve recordatorio mencionando que  es: un mecanismo de reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. El Sahili González, Luis Felipe Ali (2011). Docencia: Riesgos y desafíos. México, D. F.: Editorial Trillas.

Visto en: pp. 224. ISBN 9786071708229

Sin embargo, este mecanismo inicialmente de defensa puede culminar, bajo determinadas circunstancias en problemas graves de salud. Conjunto de reacciones biológicas o psicológicas que se desencadenan en el organismo cuando éste es sometido a una agresión, cualquiera que sea su naturaleza.

Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psico somáticas o trastornos psicológicos, a veces graves. Cualquier presión ambiental o física que provoca una respuesta de un organismo.

Dentro del mundo laboral es importante la comunicación de quienes conforman la organización y son importantes para mantener un contexto de trabajo adecuado que puede alterar, o no, la tensión dentro de la misma o lo que llamamos estrés.

El concepto de comunicación y “mostrar tus sentimientos” ha sido tan promocionado y parodiado que prácticamente ha perdido su valor como consejo de apoyo psicológico. Sin embargo, los sentimientos de ira o frustración que no sean expresados de una forma aceptable pueden llevar a hostilidad, desaliento y depresión. Mostrar los sentimientos no significa ventilar frustraciones o aburrir a los amigos con detalles íntimos o auto compadecerse. Muchas veces simplemente hablar es el mejor enfoque para muchas personas. El objetivo principal es determinar y poder explicar las necesidades del individuo de la manera más positiva posible. La comunicación directa con otra persona puede no ser necesaria; a veces escribir una carta que nunca se envía puede ser suficiente. Pero expresar los propios sentimientos no es suficiente. Aprender a escuchar, ponerse en el lugar de la otra persona, mostrar comprensión en el trato con los demás es también importante para mantener lazos fuertes que contribuyan a la satisfacción emocional y la reducción de estrés. Todos somos muy conscientes de los beneficios de los medios de comunicación social, pero el desafío es encontrar un equilibrio, y vivir una vida sana y rica en línea y fuera.

Cuando nos comunicamos con otras personas, todo nuestro cuerpo habla; por ello, en cualquier conversación debemos observar a nuestro interlocutor: los gestos, el tono de voz, los movimientos, sentimientos… El ser humano comunica consciente e inconscientemente. La expresión de ideas se revela por la transmisión de palabras y la expresión no verbal es la clave del registro emotivo de una situación. Podemos distinguir dos tipos de comunicación: la comunicación verbal y la no verbal.

La comunicación no verbal tiene una gran importancia en el proceso de la comunicación. Comenzaron a realizarse distintos estudios al respecto en 1960, ya que se trata del lenguaje más primitivo y el más utilizado por el ser humano. La comunicación es el fundamento de la vida, siendo la relación real establecida entre dos o más seres humanos. Es compartir.

Para evitar situaciones estresantes es importante que nuestra comunicación sea:

▪ Crear una calidad de voz que transporte competencia, seguridad y afecto.

▪ Tener en cuenta la importancia de la mirada. Una mirada nos informa de la actitud de la otra persona, de sus intenciones; el contacto de los ojos va a proporcionar conexión y romperá barreras de comunicación. Evitar la mirada es negar -en gran medida- la presencia del otro.

▪ Reflexionar sobre el tono de voz, el ritmo y la velocidad. Es importante tener en cuenta el “qué” decimos y el “cómo” lo hacemos. No debemos olvidar que a través de la voz se proyectan emociones (alegrías, autoridad, emotividad, miedo, interés, expectativas…).
Aprender a escuchar

Podremos evitar estas situaciones estresantes, logrando una comunicación más fluida y, por tanto, más eficiente si aprendemos a escuchar.

Saber escuchar es, además de una función biológica, un arte, ya que muy pocas personas saben escuchar. Debemos poner en práctica una serie de pautas que nos pueden facilitar el acto de escuchar:

▪ Mirar a la persona que nos habla.
▪ No interrumpir.
▪ No terminar sus frases con palabras o en nuestro pensamiento.
▪ Realizar una escucha activa y reflexiva.
▪ Proporcionar la empatía con el interlocutor.
▪ No desviar la atención hacia nuestros propios pensamientos.
▪ Aprender a respirar y relajarnos.
▪ Estar atento a la conversación para saber qué decir en cada momento.

Comunicación empresarial

Una correcta comunicación entre directivos, trabajadores, iguales, es decir, una buena comunicación entre todos los departamentos que componen una empresa y entre los miembros de cada uno de ellos, evitará situaciones estresantes conflictivas y, con ello, se logrará éxito y mayor efectividad. El estrés, la falta de comunicación y la falta de información, pueden causar graves problemas de salud en los trabajadores. Por ello, se deberá tener en cuenta el impacto de los factores psico sociales en la etiología de trastornos psico somáticos, y todos los especialistas coinciden en un punto: un número importante de las bajas laborales por procesos cardio vasculares  gastrointestinales, dolores de cabeza o espalda y otras frecuentes condiciones físicas causantes de baja están relacionadas con factores psico sociales. El impacto de las enfermedades mentales en la condición física y el de las enfermedades físicas en el estado mental son cada vez más conocidas y su importancia revela la necesidad de no dividir estos aspectos.

Las formas más sencillas de comunicación para mejorar o reducir el estrés son las ya mencionadas y siempre llevando los siguientes pasos en marcha:

1. Identificar el problema: son muchas las ocasiones en las que el absentismo laboral o la persistencia de problemas o de algunas enfermedades en los trabajadores pueden orientar a una situación de estrés laboral. Para ello, lo más conveniente sería:

a. Mantener entrevistas con los trabajadores.
b. Hacer encuestas de satisfacción a los empleados.
c. Medir la percepción de los empleados sobre las condiciones de trabajo, satisfacción, estrés, salud.
d. Marcar objetivos comunes.
e. Establecer fechas para identificar problemas y las situaciones estresantes.

2. Diseñar un instrumento de intervención.

a. Localizar el estresor principal.
b. Proponer y priorizar las estrategias de intervención.
c. Comunicar los planes de intervención a los empleados.
d. Poner en práctica los objetivos.

3. Evaluar la intervención.

a. Realizar evaluaciones a corto y largo plazo.
b. Medir la percepción de los trabajadores de las condiciones de trabajo, salud, estrés y satisfacción.
c. Incluir medidas objetivas.
d. Re definir las estrategias de intervención y volver al punto primero (si fuera necesario).

El proceso de prevención del estrés laboral no termina con la evaluación, sino que deberá ser un continuo proceso donde los datos de la evaluación sean utilizados para re definir la intervención estratégica.

REFERENCIAS:

Don Ramón de la Cruz,  Editorial Borrmart – C./ 68 Madrid.© 2005.

Pérez Fernández Guillermo Alberto. Hipertensión arterial, estrés y rendimiento académico para la evaluación integral del adolescente hipertenso o en riesgo. Medicentro 2011; 15(3): 198-204.

-Stephen p. Robbins, Psicología Organizacional. 2009.

 

ENFOQUES BÁSICOS DEL LIDERAZGO Y SU IMPLICACIÓN CON EL ESTRÉS.
Antes de relacionar el tema mencionaremos de primera instancia que es el Liderazgo:
Se define liderazgo como la aptitud para influir en un grupo hacia el logro de una visión o el establecimiento de metas. La fuente de esta influencia puede ser formal, como aquella que da la disposición de una jerarquía directiva en una organización. Debido a que los puestos directivos vienen acompañados de cierto grado de autoridad formalmente asignada, una persona asume un rol de liderazgo solo debido a la posición que tiene en la organización. Sin embargo, no todos los líderes son directivos, ni todos los directivos son líderes. Los líderes surgen desde el interior de un grupo o bien por la designación formal para dirigirlo.
Desde otro punto o enfoque:
TEORÍAS BASADAS EN LAS CARACTERÍSTICAS
Las teorías basadas en las características diferencian a quienes no lo son al centrarse en las cualidades y características personales.
La búsqueda de atributos de personalidad, sociales, físicos o intelectuales que describan a los lideres y los diferencian de quienes no lo son, se retoma a las primeras etapas de las investigaciones acerca del liderazgo.
Al revisar en forma exhaustiva la bibliografía sobre el liderazgo, cuando organizo con respecto de los cinco grandes se encontró que la extraversión es el rasgo más importante de los líderes eficaces. Pero los resultados muestran que la extraversión se relaciona con mayor intensidad a la emergencia del líder que a la eficacia de este. Esto no sorprende demasiado, ya que las personas sociales y dominantes tienen mucha seguridad en sí mismos cuando se encuentran en situaciones de grupo. Si bien la naturaleza asertiva de los extrovertidos es algo positivo, los lideres necesitan asegurarse de no ser demasiado asertivos: un estudio revelo que los lideres con mucha asertividad eran menos eficaces que los que lo eran en forma moderada.
Las personas con estas características sociales son muy propensas a reducir el estrés del grupo de trabajo ya que promueven la confianza el compañerismo y suelen enviar contrastes o peleas en el grupo, pero es cierto que este tipo de personas se vuelven menos eficaces debido a que trabajan de manera muy acelerada y asertiva y no moderan su modo de trabajo.
Otra teoría importante es:
Teoría de la trayectoria a la meta
La trayectoria a la meta fue desarrollada por Robert House, que es un modelo de contingencia del liderazgo que toma los elementos básicos de la investigación del liderazgo de la Estatal de Ohio sobre la iniciación de estructura y la consideración, y las teorías de las expectativas de la motivación.
La esencia de la teoría de la trayectoria a la meta es que el trabajo del líder consiste en ayudar a sus seguidores a cumplir sus objetivos y darles la dirección y el apoyo que necesitan para asegurarse que sus metas sean compatibles con las metas de organización. La expresión trayectoria a la meta se deriva de la convicción de que los líderes eficaces aclaran el trayecto para que los seguidores vayan de donde están a la consecución de sus metas laborales y reducen los escollos para que su paso por el camino sea más fácil.
House identificó cuatro comportamientos de liderazgo. El líder directivo muestra
A los seguidores lo que se espera de ellos, programa el trabajo que se realizará y da lineamientos concretos sobre cómo cumplir las tareas. El líder que apoya es amigable y se preocupa por las necesidades de sus seguidores. El líder participativo consulta con sus seguidores y escucha sus sugerencias antes de tomar una decisión. El líder orientado a los logros establece metas rigurosas y espera que los seguidores cumplan al más alto nivel. A diferencia de Fiedler, House asume que los líderes son flexibles y que un líder puede manifestar cualquier conducta, dependiendo de la situación.
Todos estos tipos de liderez y trabajadores cumplen con un roll y estos pueden o no influir en el comportamiento, situaciones, contexto que rodean a los demás trabajadores, cada uno de ellos adecua de cierta manera el estrés de cada uno de los que lo rodean, por ejemplo el jefe de la organización planeara mas estrés a los demás miembros que al contrario el de jerarquía mas baja, por consiguiente el camino hacia una meta satisfactoria dentro de la empresa se ve segada por diferentes jerarquías y cada una de ellas ayudara o perjudicara a la empresa de cierta manera.
Los líderes pueden marcar una diferencia y ay diferentes métodos básicos para determinar qué hace a un líder eficaz o que lo distingue de quienes no son líderes.

REFERENCIA:

-Stephen p. Robbins, Psicología Organizacional. 2009.

COMPORTAMIENTO GRUPAL RELACIONADO CON EL TEMA DE ESTRÉS.

El comportamiento organizacional surge un elemento interesante y fundamental para la organización. Éste se conoce con el nombre de grupo y es integrado por el recurso básico de una estructura: el individuo. Por lo tanto, es determinante el estudio y análisis del grupo las actividades, los factores que lo afectan y las condiciones contribuyentes al desarrollo del mismo dentro de la organización. Si uno o mas individuos coexisten con cierto ritmo de tensiones o estresores estos tendrán una mayor posibilidad de estar irritados y esto contribuirá a un pésimo desempeño laboral, afectando a su jefe a el mismo y a sus compañeros.

El comportamiento humano, tanto individual como grupal, dentro de las organizaciones es impredecible porque combina necesidades y sistemas de valores arraigados en las personas. Lo importante es aumentar nuestro conocimiento y comprensión sobre el comportamiento de la gente en las organizaciones, e incrementar nuestra capacidad para elevar la eficiencia y calidad del trabajo y de las relaciones humanas en el mismo, en vista que las organizaciones representan un sistema abierto en constante comunicación, tanto con los individuos y grupos que la integran, como con el ambiente, para así percibir sus variaciones y adaptarse a sus necesidades, todo con la finalidad de alcanzar las metas y objetivos planeados por ésta.
Tan impredecible puede ser un factor estresante dentro del mundo laboral que es difícil mantener a los empleados enfocados al 100% ya que siempre habrá factores incómodos como peleas con el jefe, compañeros o el modo de trabajo en el cual se desempeñan los empleados, y no solo eso el camino hacia el trabajo puede ser uno de los mayores contribuyentes a los que los empleados se enfrentan día a día y que ocasionan mal humor, perdida de sueño, irritabilidad, bajo rendimiento, estos factores pueden ser el trafico, el transporte publico pésimo o simplemente el clima o factores ambientales.

Tipos de Grupos:

1.- Formales: se dan cuando tienen una estructura determinada, se tienen normas y estatus, esto es, que cuentan con una sanción oficial y han sido organizados por una autoridad administrativa o de otro tipo, con el propósito de que cumplan con las metas de la organización, aunque quizá están mas propensos al estrés por las obligaciones que tiene que cumplir y al mayor grado de responsabilidad con el que cargan.

2.- Informales: estos no tienen una estructura muy definida, a la vez que no cuentan con un estatus específico. Surgen de manera espontánea en alguna organización o grupo formal. Estos se pueden formar en razón de la amistad de los integrantes o de intereses similares: quizá están menos propensos a factores estresantes ya que suelen ser un poco mas despreocupados y salirse con la suya.

3.- De Mando: grupos en los cuales los integrantes comparten la responsabilidad de administrar el grupo u organización, para lograr con mayor eficacia las metas propuestas. Un ejemplo es la gerencia que existe en una tienda de autoservicio, en este caso, Wal-Mart de México en la cual un grupo de 4 personas coordinan el buen funcionamiento de la tienda. Cada gerente tiene ciertas áreas de trabajo, como el gerente de de piso de ventas, el gerente de Mercaderías, el gerente de Operaciones y por arriba de estos el gerente general, el cual tiene conocimientos de las áreas anteriores. este tipo de trabajadores tiene muy poca convivencia social y siempre se verán ocupados con labores importantes de la empresa por lo que están expuestos a factores importantes de estrés.

4.- De Tarea: son cuerpos o conjuntos de individuos que se forman en grupo, para plazos breves, con tiempos especificados con anterioridad a fin de realizar una singular serie de tareas o proyectos. Un ejemplo puede ser, un banco, el cual forma un equipo o grupo de tarea encargado de desarrollar una promoción especial para un tipo de cuenta nueva que piensa introducir el banco: Quiza este tipo de empleado solo tenga estrés en un 50% de su día ya que el trabajo no recae en una persona si no en un equipo completo por lo que el grado de irritabilidad puede ser menor.

5.- De Interés: son grupos integrados por un conjunto de individuos enfocados a la búsqueda de una meta común, los integrantes de este tipo de grupo se ocupan de una o varias tareas conjuntamente y logran intereses particulares para cada uno: Este tipo de empleados buscan soluciones encontra de problemáticas ocasionando que estrés laboral disminuya.

6.-De Amistad: grupo en el cual los integrantes tienen características comunes entre sí, cada quien escoge a los integrantes, o bien lo hacen en conjunto. Este tipo de grupo también puede considerarse informal puesto que no tienen la capacidad de ingresar voluntariamente así como de abandonarlo: un grupo que esta libre de factores estresantes y busca la comodidad de los empleados.

Siempre y a cada minuto se vive en una lucha contra el tiempo lo cual ha creado a un ser humano con un gran conflicto interno, constantemente enfrentando presiones y problemas cotidianos, no es entonces tan difícil de entender que nuestro organismo haya buscado una manera de adaptarse y defenderse ante esta realidad.

El estrés generalmente se toma como una problemática individual, pero demás está decir que ante la necesidad de interrelacionarse con otras personas, como sucede en un equipo de trabajo, el estrés de un integrante puede afectar a todos los demás, es entendible que una persona nerviosa, tensa y poco predispuesta a cooperar, como sucede con las personas que son víctimas de este problema, pueda traer consecuencias en el desempeño y los resultados del equipo.

Los estresores extraorganizacionales son los que se plantean fuera del ámbito de la empresa. Comprenden los factores familiares, políticos, sociales y económicos que inciden sobre el individuo. Si bien estudios recientes sugieren que es mayor la incidencia de los factores estresantes laborales sobre la vida familiar y conyugal, no podemos dejar de mencionar la interrelación existente entre el ámbito laboral y el hogar o la vida de relación social.
Los investigadores de el estrés en diferentes ámbitos laborales creen que existen estresores que en una situación de equipo se evidencian más que en el trabajo individual pero que el mismo tiempo el trabajo en equipo puede disminuir es grado de estrés producido por ciertos estresores. Así mismo cabe la aclaración que dependerá de la actividad, si bien hay estresores genéricos hay ciertas actividades que por sus características exponen a los individuos de manera particular y distinta a otras.-

REFERENCIA:

Stephen p. Robbins, Psicología Organizacional. 2009.

Cita  —  Publicado: 8 de octubre de 2012 en Estrés
Etiquetas:,

Bienvenida a universodeestres.

Hola a todos los que nos acompañaran en este blog de universodeestres,  sus servidores Mara Meza y  Luis Villegas les damos la más cordial bienvenida a el blog de universodeestres. Este blog surge de la asignatura de “Conducta, Organización y Administración” que proviene de el área de psicología laboral. Nos enfocamos en el comportamiento dentro de las organizaciones y en ésta ocasión hemos elegido el estrés como tema más importante a tratar. En este blog encontrarán artículos relacionados con estrés laboral, consecuencias del mismo, noticias de interés, publicaremos títulos de películas relacionadas y todo lo relacionado con el tema.

Antes que nada nos gustaría mencionar como punto de partida qué es el estrés en general y qué es el estrés laboral:

Estrés: Es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. ( El Sahili González, Luis Felipe Ali (2011). Docencia: Riesgos y desafíos. México, D. F.: Editorial Trillas. pp. 224)

El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Ésta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud.

Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano.

Estrés laboral: El estrés en el trabajo aparece cuando las exigencias del entorno laboral superan la capacidad de las personas para hacerles frente o mantenerlas bajo control (Banchs, González y Morera, 1997). Cano (2002) señala que “hablamos de estrés cuando se produce una discrepancia entre las demandas del ambiente, y los recursos de la persona para hacerles frente”. El estrés es una respuesta adaptativa por parte del individuo, que en un primer momento nos ayuda a responder más rápida y eficaz a situaciones que lo requieren.

De antemano gracias por visitar el blog y por leer nuestra cálida bienvenida. ¡Gracias!.

Enlace  —  Publicado: 25 de septiembre de 2012 en Estrés